Área sensorial en un ambiente montessori.

Si nos frenamos a observar a un niño detalladamente, lo primero que veríamos es a un ser humano incansable absorbiendo todo lo que le rodea usando sus sentidos: tocan, manipulan, observan, huelen, prueban, escuchan;  lógicamente mientras más exploren, más información absorben; a ésta experiencia del niño, María Montessori le llamó “sensorial” que en comunión con “una mente absorbente” que los niños poseen, se logra una maravillosa experiencia de aprendizaje.

El área de sensorial les ayuda a su adaptación a su medio de una forma natural. Así entonces, podemos aprovechar “lo sensorial” para ayudar al niño a refinar los sentidos y entonces, darles herramientas para que pueda tener un orden en su vida en general; ya que a través de los sentidos el niño clasifica, ordena y estructura su mente de las impresiones que recoge de su ambiente y por medio de esas impresiones gana experiencia para la vida.

Particularmente el área de sensorial diseñada por la Doctora Montessori, para niños de 3 a 6 años, cuenta con objetivos muy claros: clasificar, recordar y desarrollar la inteligencia. Asimismo, el movimiento que hacen los niños para trabajar ésta área los ayuda en su desarrollo y a potencia aún más el uso de sus sentidos. Por ejemplo, cuando tienen que transportar su material, observó claramente como partes de su cuerpo realizan el movimiento, el esfuerzo, el análisis de recordar cómo se transporta, medir, calcular si tienen espacio, si pasan entre las mesas y tapetes donde sus demás compañeros están trabajando y así, evitar el interrumpirlos, si tienen que pedir el apoyo de alguien más para transportar; ¡es un gran trabajo interno de autoconstrucción que ellos hacen!; quizá no lo veamos con claridad, pero pongámonos a pensar en lo dicho anteriormente, en todo el movimiento y uso de sentidos que tienen que hacer los pequeños para poder trabajar con los materiales, ahí radica la maravilla del área de sensorial y lo que aprenden.

Sin lugar a dudas, es un área que disfruto mucho trabajar con ellos, ya que como todo el material Montessori es concreto; ellos comprenden realmente que es largo y que es corto, que es pesado o ligero porque lo sostienen con sus manos, lo miden y pesan sensorialmente. Para mí, es un privilegio ver su expresión cuando les pesa el material que transportan, cuando forman las diferentes figuras geométricas, cuando descubre la gama de colores que existen, todo ello es información real y concreta que ingresa en su mente, ellos construyen sus aprendizajes a través de la maravillosa experiencia sensorial.

Dentro del área sensorial tenemos el sentido estereognostíco que es la cualidad de reconocer objetos con los ojos cerrados. Todos los materiales tienen control de error, nadie les dice si está bien o mal, es el mismo material quien muestra a través de sus ojos, manos, oídos si está en orden o desorden, esto ayuda a los niños con su autoestima. También desarrollan a la par la concentración, el lenguaje y los conceptos  lógico-matemáticos.

Escrito por Mirna Gabriela Alvarez Sánchez. 

  Guía de casa de niños “C”



Comments
  1. Katya López Mercado

    Sin duda los niños son maravillosos y cuando les permites desarrollar sus habilidades sensoriales su aprendizaje se dará por si sólo y por su experiencia.
    Te felicito por lograr plasmar lo mucho que disfrutas y haces en tu día a día con cada uno de tus niños.

  2. Patricia Martínez

    Increíble la descripción. Personalmente me doy cuenta de los avances que tiene mi hija, ella sola describe, hablando de este tema, lo “pensado o ligero” que están ciertas cosas, la confianza que transmite, la determinación que tiene al realizar ciertas actividades, me llena de emoción y orgullo de mamá, por supuesto.
    Gracias por tanto apoyo, sin duda alguna, considero que estamos en el camino correcto en este paso de su educación!
    Gracias!

Leave a reply