La conquista de la independencia

Esta empieza con el primer inicio de vida; mientras se va desarrollando se perfecciona a sí mismo, y supera cada obstáculo que encuentra en su  camino, el individuo posee una fuerza vital activa y lo guía hacia su evolución, esta fuerza denominada por Percy Nunn: Llamada HORME (impulso vital). Algo comparado a esta horme en el campo psico-consciente  sería la fuerza de voluntad, aunque la analogía entre ambas sea pequeñísima. La fuerza de voluntad está demasiado ligada al conocimiento individual, y la horme es algo que pertenece a la vida en general, a la fuerza divina promotora de toda evolución. Estas conquistas de independencia en principio se denomina: “desarrollo natural”. Y lo definimos como la conquista de sucesivos grados de independencia no sólo psíquicamente sino también físicamente. El recién nacido está dotado de un estímulo de la necesidad de afrontar el ambiente y absorberlo y así forma su propio cuerpo psíquico, es la característica del primer periodo de la vida. Los primero órganos que empiezan a funcionar son los órganos sensoriales y estos son instrumentos por medio de los cuales aferramos las impresiones que en caso del niño, deben encarnarse. Este cuadro de la psique del niño normal; primero absorbe el mundo y después lo analiza. El niño empieza a pronunciar sus primeras sílabas. En la primera piedra del gran edificio que construirá con el lenguaje, otro gran paso a la conquista de la independencia.

Después el niño comienza a caminar y esto equivale a liberarse de una segunda prisión (no se trata de voluntad si no de un periodo de independencia) porque esta es una conquista fisiológica de gran importancia. Este desarrollo resulta de diversos elementos uno de los cuales afecta al cerebro y precisamente a una parte colocada llamada cerebelo, a los seis meses el cerebelo se desarrolla rápidamente y este rápido desarrollo hasta que el niño tiene 14 – 15 meses; desarrollo de algunos nervios espinales a través de los cuales debe pasar la orden directa hacia los músculos. El desarrollo del esqueleto, otra conquista de este periodo (porque al nacer las piernas del niño no están completamente osificadas y en parte son cartilaginosas). También en esta etapa los huesos del cráneo, que al nacer no estaban soldados sólo ahora se complementan, del modo que el niño si cae no hay peligro de dañarse el cerebro; cuando decimos que tenemos que dar total libertad al niño que la sociedad debe asegurar su independencia, nos referimos a observaciones directas sobre la vida, sobre la naturaleza reveladoras de esta verdad. El adulto sólo puede desarrollarse por medio de la libertad y de las experiencias sobre el ambiente. Y la naturaleza hace de la libertad una ley de vida: ser libres o morir. ¿Cuál es el fin de esta creciente conquista de la independendencia? ¿Qué origen tiene? Surge en la individualidad que se forma y es capaz de funcionar por sí misma.

El niño también obedece al plan de la naturaleza. Alcanza la libertad que es la primera regla de cada ser. ¿Cómo conquista el niño a la independencia? Con un esfuerzo continuo, solo una cosa no puede hacer la vida: detenerse. La independencia es una continua conquista y un trabajo continuo, no solo alcanza la libertad, sino también la fuerza y la autoperfección. Entonces el niño crece normalmente y se dirige a la independencia quien la evita es un degenerado. ¿Cómo curar la regresión, la cual retarda y desvía el desarrollo normal? ¡De la inercia al trabajo! Esta es la línea de curación, del mismo modo que de la inercia al trabajo es la línea de desarrollo normal del niño.

CONCEPTO DE MADURACIÓN

Definido por genéticos y embriólogos: periodo de desarrollo precedente a la fecundación que transforma una célula germen inmadura en otra madura. Arnold Gesell dice que en el niño existen funciones sobre las que no puede influir la enseñanza. Esto en cuanto a funciones fisiológicas ejemplo: (caminar, hablar). Por lo que respecta a las funciones psíquicas, la maduración sólo puede efectuarse a través de experiencias sobre el ambiente, el horme varía su estructura durante el proceso de crecimiento con un intenso interés por medio de acciones concretas repetidas muchas veces, hasta que la repetición de estos actos de modo explosivo revela una nueva función. Podemos decir que hemos nacido con un estímulo vital (horme) ya organizado en la estructura general de la mente absorbente y cuya especialización y diferenciación están anunciadas en las (nebulosidades).

ESTA CONQUISTA EMPIEZA CON EL PRIMER INICIO DE LA VIDA, MIENTRAS SE VA DESARROLLANDO SE PERFECCIONA A SÍ MISMO, SUPERANDO CADA OBSTÁCULO QUE ENCUENTRA EN SU CAMINO; MIENTRAS QUE EL CONCEPTO DE MADURACIÓN SÓLO PUEDE EFECTUARSE A TRAVÉS DE EXPERIENCIAS SOBRE EL AMBIENTE, POR MEDIO DE ACCIONES CONCRETAS REPETIDAS MUCHAS VECES.

“LA NATURALEZA HACE DE LA LIBERTAD UNA LEY DE VIDA: SER LIBRES O MORIR”

 

Guía Montessori Patricia Alcocer Camacho

Taller 2B



Comments are closed.