La importancia del movimiento en los niños dentro de un ambiente Montessori.

Dentro de los ambientes Montessori (comunidad infantil y casa de los niños) es muy importante que el niño camine ya que a través de sus movimientos explora y comprende su entorno. El movimiento ayuda al niño a desarrollar su capacidad de comunicación al interactuar con el mundo. Este movimiento también promueve la confianza en sí mismo y con ello una mayor autoestima.

La filosofía Montessori habla del periodo sensible del movimiento que va de los 0 a los 6 años, al nacer los movimientos del niño serán involuntarios pero poco a poco irán adquiriendo movimientos voluntarios.

Para lograr esta libertad  de movimiento confiamos en el niño, le transmitimos afecto, cariño, amor y estamos a su lado, acompañando y guiando sus movimientos para que vaya comprendiendo para qué sirve cada parte de su cuerpo, cada vez será mayor el reto de movimiento. Es fundamental para el niño estar en movimiento debido a que esto beneficia su salud física y mental,  le proporciona valor y confianza en sí mismo y lo hace sentir  útil. Es importante saber que en esta etapa de desarrollo el pequeño usa su cuerpo para comunicarse y resolver problemas.

Las actividades cotidianas a durante  este periodo  le permiten al niño  la exploración  y esto  ayuda a que sus movimientos sean más  coordinados  y autónomos.

Como por ejemplo dentro de los ambientes Montessori le permitimos al niño la libertad de movimiento, se puede parar de su lugar para elegir el material que desea trabajar y tendrá que ir y venir las veces necesarias hasta tener el material completo en su mesa o tapete y hará los mismos movimientos cuando termine su trabajo y lo tenga que regresar al estante donde lo tomó. Hay ejercicios donde el material está fuera del ambiente, el niño tiene toda la libertad de salir a trabajar, dándole  la confianza para que en el jardín concluyan su trabajo y regrese.  Dentro del movimiento se trabaja la motricidad fina y gruesa al transportar objetos reales (de vidrio, cerámica, madera, etc).

MIRNA GABRIELA ALVAREZ SÁNCHEZ
GUÍA MONTESSORI DE CASA DE NIÑOS C